martes, 16 de abril de 2013

Gráficas: cocinando resultados o cómo hacer que tus datos parezcan otros

Hoy vamos a aprender una cosa muy sencilla, bonita y "útil". Comenzamos con un ejemplo: nuestro jefe nos dice que tenemos que hacer una gráfica para  comparar los datos 49.07% y 50.66%, lo más importante es que note que son diferentes, que salte a la vista.

Manos a la obra. Al tratarse de porcentajes lo normal sería presentarlos en un gráfico con una escala del 0% al 100%, quedaría algo así:



 Si queremos resaltar la diferencia podríamos fijar el máximo de la escala en el 51% y quedaría así:

 

 Si aún no nos parece suficiente y queremos que esa pequeña diferencia parezca abismal podemos introducir un nuevo cambio, fijamos el mínimo de la escala en 49% y nos quedaría una hermosa (y tendenciosa) gráfica tal que así:



Pero esto aún puede mejorarse: quitemos la escala del eje y, así no habrá ningún tipo de indicación del origen y el máximo, no habrá forma de saber cómo de grande es la diferencia:

 

Esto mismo debieron hacer para llegar a una "gráfica"-imagen tan tendenciosa y mal hecha como esta:

 

Y no es el único ejemplo, en la prensa es muy habitual encontrar este tipo de gráficas "cocinadas" en las que las diferencias se magnifican o minimizan jugando con las escalas y la ausencia de las mismas en las gráficas publicadas